pomerania mordiendo Pomerania Incorporar un pomerania en tu vida El pomerania es una raza de perros muy inteligente, cariñosa y energética que, por desgracia, tiene algunos problemas de salud. Aunque es una raza relativamente sana, los pomeranias son propensos a algunas afecciones de salud, como displasia de cadera, luxación de rótula, cataratas y problemas oculares. También son más propensos a las alergias y la dermatitis atópica. Aunque no son los perros más grandes, son muy activos y tienen mucha energía. Si no se les da la oportunidad de sacar esa energía, pueden volverse hiperactivos y desobedientes. Si no estás dispuesto a darles mucho ejercicio y atención, quizás no sean la raza de perro adecuada para ti. Aunque pueden llevarse bien con otros animales, los pomeranias tienden a mostrar un comportamiento dominante hacia otros perros. Debido a su tamaño, también pueden ser mordidos o agredidos por otras razas de perros. Si tienes un pomerania, asegúrate de supervisar las interacciones entre ellos y otros perros. Los pomeranias son muy inteligentes y aprenden rápidamente. Aprenden nuevos trucos y comandos con facilidad, pero también pueden aprender malos hábitos si no se les enseña lo que está bien y lo que está mal. Los pomeranias son muy cariñosos y leales a sus dueños. Son muy apegados a sus familias y pueden llegar a ser muy protectores. Aunque no son los perros más grandes, pueden ladrar mucho si no se les enseña a controlar su vocabulario. Los pomeranias son muy inteligentes y pueden aprender muchos trucos, pero también pueden aprender muchos malos hábitos si no se les enseña lo que está bien y lo que está mal.

Incorporar un pomerania en tu vida

Todo lo que debes saber

El pomerania es una raza de perros muy inteligente, cariñosa y energética que, por desgracia, tiene algunos problemas de salud. Aunque es una raza relativamente sana, los pomeranias son propensos a algunas afecciones de salud, como displasia de cadera, luxación de rótula, cataratas y problemas oculares. También son más propensos a las alergias y la dermatitis atópica. Aunque no son los perros más grandes, son muy activos y tienen mucha energía. Si no se les da la oportunidad de sacar esa energía, pueden volverse hiperactivos y desobedientes. Si no estás dispuesto a darles mucho ejercicio y atención, quizás no sean la raza de perro adecuada para ti. Aunque pueden llevarse bien con otros animales, los pomeranias tienden a mostrar un comportamiento dominante hacia otros perros. Debido a su tamaño, también pueden ser mordidos o agredidos por otras razas de perros. Si tienes un pomerania, asegúrate de supervisar las interacciones entre ellos y otros perros. Los pomeranias son muy inteligentes y aprenden rápidamente. Aprenden nuevos trucos y comandos con facilidad, pero también pueden aprender malos hábitos si no se les enseña lo que está bien y lo que está mal. Los pomeranias son muy cariñosos y leales a sus dueños. Son muy apegados a sus familias y pueden llegar a ser muy protectores. Aunque no son los perros más grandes, pueden ladrar mucho si no se les enseña a controlar su vocabulario. Los pomeranias son muy inteligentes y pueden aprender muchos trucos, pero también pueden aprender muchos malos hábitos si no se les enseña lo que está bien y lo que está mal.

¿Qué condiciones debes tener?

Antes de adoptar o comprar un pomerania, asegúrate de que estás dispuesto a darle mucho ejercicio y atención. Si no puedes darles el ejercicio y la atención que necesitan, quizás no sean la raza de perro adecuada para ti. Aunque pueden llevarse bien con otros animales, los pomeranias tienden a mostrar un comportamiento dominante hacia otros perros. Debido a su tamaño, también pueden ser mordidos o agredidos por otras razas de perros. Si tienes un pomerania, asegúrate de supervisar las interacciones entre ellos y otros perros.

¿Piso o casa?

Los pomeranias pueden vivir tanto en casas como en pisos, pero necesitan mucho ejercicio. Aunque no son los perros más grandes, son muy activos y tienen mucha energía. Si no se les da la oportunidad de sacar esa energía, pueden volverse hiperactivos y desobedientes. Si no estás dispuesto a darles mucho ejercicio y atención, quizás no sean la raza de perro adecuada para ti. Aunque pueden llevarse bien con otros animales, los pomeranias tienden a mostrar un comportamiento dominante hacia otros perros. Debido a su tamaño, también pueden ser mordidos o agredidos por otras razas de perros. Si tienes un pomerania, asegúrate de supervisar las interacciones entre ellos y otros perros. Los pomeranias son muy inteligentes y aprenden rápidamente. Aprenden nuevos trucos y comandos con facilidad, pero también pueden aprender malos hábitos si no se les enseña lo que está bien y lo que está mal. Los pomeranias son muy cariñosos y leales a sus dueños. Son muy apegados a sus familias y pueden llegar a ser muy protectores. Aunque no son los perros más grandes, pueden ladrar mucho si no se les enseña a controlar su vocabulario. Los pomeranias son muy inteligentes y pueden aprender muchos trucos, pero también pueden aprender muchos malos hábitos si no se les enseña lo que está bien y lo que está mal.

¿Es cariñoso?

Los pomeranias son muy cariñosos y leales a sus dueños. Son muy apegados a sus familias y pueden llegar a ser muy protectores. Aunque no son los perros más grandes, pueden ladrar mucho si no se les enseña a controlar su vocabulario. Los pomeranias son muy inteligentes y pueden aprender muchos trucos, pero también pueden aprender muchos malos hábitos si no se les enseña lo que está bien y lo que está mal.

¿Se puede quedar solo?

Los pomeranias son muy apegados a sus dueños y no les gusta estar solos. Si no les das mucha atención, pueden volverse hiperactivos y desobedientes. Si no estás dispuesto a darles mucho ejercicio y atención, quizás no sean la raza de perro adecuada para ti. Aunque pueden llevarse bien con otros animales, los pomeranias tienden a mostrar un comportamiento dominante hacia otros perros. Debido a su tamaño, también pueden ser mordidos o agredidos por otras razas de perros. Si tienes un pomerania, asegúrate de supervisar las interacciones entre ellos y otros perros.

Características de la raza:

Adaptabilidad

Se adapta bien a la vida en pisos pequeños

4/10

Contrariamente a la creencia popular, el tamaño pequeño no es necesariamente un perro de piso. Muchos perros pequeños son demasiado enérgicos y ruidosos para la vida en un piso alto. Ser silencioso, con poca energía, bastante tranquilo en el interior y educado con los demás residentes son todas buenas cualidades en un perro de piso. Además, aquí puede encontrar una impresionante jaula para su perro que le proporcionará un poco más de espacio personal en su piso.

Bueno para los propietarios novatos

4/10

Algunos perros son simplemente más fáciles que otros; aceptan mejor el adiestramiento y son bastante tolerantes. También son lo suficientemente resistentes como para recuperarse de sus errores o incoherencias.

Los perros que son muy sensibles, de pensamiento independiente o asertivos pueden ser más difíciles de manejar para un padre primerizo. Conseguirá la mejor combinación si tiene en cuenta su experiencia como propietario de un perro a la hora de elegirlo.

Si es la primera vez que cría un perro, eche un vistazo a 101 trucos para perros y lea cómo entrenar a su perro.

Nivel de sensibilidad

4/10

Algunos perros se dejan llevar por una reprimenda severa, mientras que otros se toman a pecho incluso una mirada sucia. Los perros poco sensibles, también llamados «tolerantes», «resistentes» e incluso «de piel gruesa», pueden soportar mejor un hogar ruidoso y caótico, un dueño más ruidoso o más firme y una rutina inconsistente o variable. ¿Tiene hijos pequeños, organiza muchas cenas, toca en una banda de garaje o lleva una vida agitada? Opte por un perro poco sensible.

Tolera la soledad

1/10

Algunas razas están muy unidas a su familia y son más propensas a preocuparse o incluso a entrar en pánico cuando su dueño las deja solas. Un perro ansioso puede ser muy destructivo: ladrar, quejarse, masticar y provocar el caos. Estas razas se desenvuelven mejor cuando un miembro de la familia está en casa durante el día o si se puede llevar al perro al trabajo.

Tolera el frío

4/10

Las razas con pelaje muy corto y poca o ninguna capa de grasa corporal, como los galgos, son vulnerables al frío. Los perros con una baja tolerancia al frío necesitan vivir en el interior en climas frescos y deben tener una chaqueta o un jersey para los paseos fríos. Puede encontrar una chaqueta estupenda para su perro aquí.

Tolera el calor

2/10

Los perros con pelaje grueso y doble son más vulnerables al sobrecalentamiento. Lo mismo ocurre con las razas de nariz corta, como los Bulldogs o los Pugs, ya que no pueden jadear tan bien para refrescarse. Si quiere una raza sensible al calor, su perro tendrá que permanecer en el interior con usted en los días cálidos o húmedos, y tendrá que ser especialmente cauto a la hora de ejercitar a su perro en el calor.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.